Blogia
Kyra´s_Dream

La Bruja Mari

La Bruja Mari

Mari, La Diosa Madre Tierra, en uno de sus paseos por el monte, transformada en animal para no ser reconocida, se cruzó con un mortal habitante de Beasain. Desde ese preciso instante Mari se enamoró locamente del mortal.
Cada día rondaba cerca de su casa para poder verle, hasta que un día adoptó su forma humana y le pidió ayuda para transportar unos cubos de agua.
Cada día buscaba un nuevo pretexto para poder encontrarse con él y poder hablar con él e ir conociéndose. Así, poco a poco, él también se fue enamorando.
Su amor fue creciendo hasta que se casaron y tomó forma en sus dos hijos: Atarrabi y Mikelats, el primero bueno, malvado el segundo.
El mortal era cristiano, por lo que deseaba bautizar a sus hijos, pero Mari era contraria a ello. El cristianismo rechazaba muchas de las cosas que ella representaba. Sólo el amor que se profesaban podía suplir esas grandes diferencias.
El mortal, temeroso de que si sus hijos no eran bautizados fueran al infierno, decidió bautizarlos a espaldas de su amada Mari.
Pero Mari se enteró y no pudo soportar la traición de su amado ni que sus hijos fueran bautizados, por eso despareció envuelta en llamas y regresó a las Peñas de Murumendi.

Es por esto, que durante las fiestas de Beasain se quema una representación de la Bruja Mari.

Son muchas las leyendas, tantas como pueblos, que existen sobre Mari. En cada sitio existe una historia, una leyenda, que habla de su origen.
(Esto es un relato contado con muchas licencias por mi parte, si en algo estoy equivocado o es incorrecto, corregidme por favor.)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres