Blogia
Kyra´s_Dream

Perdidos

Perdidos

Había una vez un niño que esperaba todos los domingos después de misa en la parte trasera de la iglesia.
Un día se confesó al cura.
Le dijo que había matado a su perro con una pala.
Había mordido en la mejilla a su hermana pequeña y tenía q protegerla.
Quería saber si iría al infierno por eso.
El cura le dijo que Dios le entendería, que sería perdonado si se arrepentía.
Pero al niño no le interesaba el perdón.
Su único temor era que si iba al infierno...
el perro estuviera esperándole.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres