Blogia
Kyra´s_Dream

Báilame el agua

Báilame el agua

De nuevo mil ideas me rondaban por la cabeza. Agolpándose, atascándose, luchando por querer salir cada una de ellas la primera.
Acabo de ver la película “Báilame el agua”.
Dura y triste, con una frase que me ha llegado muy hondo.
En la escena sale la pareja protagonista, dos yonkis protagonizados por Pilar López de Ayala y Unax Ugalde.
El está escribiendo cuando llega ella:
- Estoy escribiendo la carta la carta a los reyes magos.
- Pero los reyes ya han pasado.
- Pues para el año que viene.
- ¿Y qué les pides?
- Que me devuelvan la vida…

¡Dios!, cuando he oído esa última frase mi cabeza giró, pensó sin parar. Imaginando como debe ser. Cuando tu vida no es tu vida. Cuando no eres capaz de controlar nada, porque tu vida la controla una adicción. Cuando te ves obligado a hacer cosas que pensaste que jamás harías, cosas que te aterra hacer, pero la adicción anula tu mente. La necesidad es tan fuerte que nada más cuenta. Sólo de imaginarlo, doy gracias por no haber estado en ese mundo. Porque desgraciadamente conocerlo, lo he conocido. He visto a gente cómo estaba en ese mundo y cómo está ahora, porque consiguió salir. Desgraciadamente también he visto como se ha ido gente debido al “caballo”.

Casi al final de la película, ella le besa y él dice:
- Hacía mucho tiempo que no me besabas.
- Tú siempre esperas gestos, yo palabras.

Creo que en eso también se diferencian las personas. Hay personas que esperan bonitas palabras, que les digan cuanto las quieren, etc. Luego están aquellas a las que no le dan importancia a las palabras, sino a los actos, a los gestos. Las que necesitan sentir una abrazo, el roce de una mano, la calidez de un beso…
Yo soy de los segundos. No me sirve que me digan “te quiero”. Prefiero un gesto cariñoso a que me digan 10 veces “te quiero”. No para todo el mundo es válido, pero soy de los que piensan que con el tacto se pueden expresar mucho mejor los sentimientos que con las palabras.

Tengo la sensación de estar divagando, pero la cabeza no para y los dedos no dejan de teclear. Tal vez sin sentido, tal vez con todo. Hoy es uno de esos días que notas como tus sentimientos están a flor de piel, como cualquier pequeña cosa puede afectarte, como necesitas “vaciar” la mente.
Tal vez sea por la época. Siempre me pasa en estas fechas. Tal vez ello contribuya a que no me gusten estas fiestas.
Ahora mismo me acabo de dar cuenta y me he sorprendido sobremanera: No me gustan porque me hacen sentir.

Nadie debería asustarse de sentir, pero esta puta sociedad…
El gesto más tonto, en el que poca gente repara: Las mujeres se dan dos besos, hombre y mujer se dan dos besos, pero dos hombres se dan la mano. Te enseñan que el contacto físico entre hombres es algo malo, parece como si hubiera que evitarlo. ¿Por qué no le puedes decir a alguien que le quieres? ¿Por qué no puedes decir a alguien que le amas?
Tal vez sea yo el que no puede y se lo achaco a la sociedad.
Tal vez sea lo más fácil:
Culpar a otros.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres